CRIANZA - Crecimiento


Crecimiento (Repruducción)

Después del nacimiento se acabó la tranquila vida en familia, ya que empieza una dura lucha por sobrevivir. Los perritos de la pradera de cola negra hembras tienden a la infanticida. Esto lo hacen para conseguir las mejores condiciones para sus crias, ya que para educar a sus cachorros grandes y fuertes, la hembra necesita mucho alimento, que luego se transforma en leche. Pero precisamente el pasto de primavera necesario para esto es muy escaso, por lo que toda madre de animal trata de matar toda la „competencia“ que le sea posible para de este modo conseguir mas alimento.

Este comportamiento agresivo se encuentra en los genes de los perritos de la pradera de cola negra, con lo que en casa también lo acusan. Debido a esto, deberian ser separados los animales por lo menos cuando se encuentren varias hembras en el grupo (lo mejor seria hacerlo cuando se notan los primeros síntomas de un embarazo).

Deberia de tenerse en cuenta que el alojamiento sustitutorio no sea muy pequeño y que tengan la posibilidad de poder esconderse, de lo contrario el animal hembra podria matar a sus crías por no haber tomado estas medidas de seguridad. Incluso en la naturaleza, los animales no duermen juntos en la habitación de la madriguera que tienen para este fín, sino que buscan para el nacimiento y la crianza su propia „habitación“.

Los peritos de la pradera vienen al mundo poco desarrollados (desnudos, ciegos, mudos y sin dientes) por lo que durante las primeras semanas dependen de su madre de un modo extremo, siendo aseados, amamantados y sobretodo recibiendo el calor de ésta, pues debido a su desnudez los cachorros no producen el calor propio de su cuerpo. También el desarrollo ulterior precisa un período de tiempo.

Los dientes inferiores para roer pueden apreciarse aproximadamente a partir de los 23 días. El pelaje dorado-marrón se completa a los aprox. 25 – 30 días. A los 31 días aprox. abren los ojos por primera vez. A partir de aquí, es cuando los cachorros abandonan por primera vez el nido por su propio pié y comienzan a mordisquear alimento sólido. No obstante, siguen siendo amamantados hasta la semana 10 aprox. Por lo menos así fué en nuestra casa. En plena naturaleza, se dice que el período de crianza es de 6 a 7 semanas aprox. Por lo tanto, el perrito de la pradera cachorro precisa de un tiempo hasta poder ponerse sobre sus propias patas.

Según hemos descrito mas arriba los perritos de la pradera hembras transforman el alimento que ingieren en leche, por lo que es muy importante que se les de un alimento energético, es decir, rico en proteinas y mas grasa (recomendamos pienso energético para perritos de la pradera de JR-Farm), también glucosa, por ejemplo, en forma de yogurt o requesón. Sin olvidar el alimento fresco (zanahorias, pepino, etc..). El pienso energético es igualmente el mejor alimento para los cachorros hasta aprox. su sexto mes de vida.

Aproximadamente una semana después del parto, a la madre se le deberia dar de nuevo el trato diario, no obstante, separada de los demás animales. Nuestra perrita de la pradera „Daisy“ pidió ella misma la salida de la jaula. Una vez habia amamantado a sus crías, cubria el nido completamente, para que los pequeños estuviesen calientes. Luego se ponia delante de la puerta de la jaula y comenzaba a dar saltos hasta que la dejabamos salir.

Hemos tocado a nuestros perritos de la pradera crías por primera vez cuando tenian una semana. Esto solo se deberia de hacer cuando el perrito de la pradera hembra tiene plena confianza en su dueño, o sea, cuando está bien domesticado. Por el contrario, no deberian de tocarse los cachorros antes del período de amamantación, ya que la madre podria rechazarlos o incluso morderlos hasta causarles la muerte.Nuestra hembra confiaba tanto en nosotros que podiamos cuidar de sus „niños“ mientras ella andaba suelta.

Advertencia: De los cinco tipos de perritos de la pradera existentes, los perritos de la pradera de cola negra son los únicos que tienden a martar sus crías.

Anotación:
El comportamiento agresivo (tendencia a martar sus crías, ver mas arriba) que tienen las hembras después del parto se puede comparar con el comportamiento que tienen los machos durante la época de „celo“. En efecto, en las hembras no se habla de un „celo“.

Es decir, el „celo“ solamente lo tienen los perritos de la pradera machos.

 

Copyright 2004-2014 www.perritodelapradera.info - Besucherzähler kostenlos