Perritos de la Pradera
Origen

Informe general

Los perritos de la pradera (Cynomys) son robustos roedores pertenecientes a la familia de las ardíllas (Sciuromorpha) y están ordenados en la clase de los mamíferos. Están emparentados con las marmotas y los espermófilos así como con las ardillas.

Tienen que agradecer su nombre, uno, al hecho de vivir en las praderas y otro por los sonídos que emiten „parecidos al ladrido“.

En total existen cinco especies die estos perritos de la pradera.

1.) Perrito mejicano de la pradera (en período de extinción)
2.) Perrito de la pradera de cola blanca.
3.) Perrito de la pradera Gunnisons
4.) Perrito de la pradera de cola negra


Como el perrito de la pradera (Black Tailed Prairie Dog) es el que aparece con mas frecuencia en la naturaleza y como animal doméstico, esta pagina está dedicada expresamente a él.

El país de orígen de los perritos de la pradera de cola negra son las extensas praderas de hierba baja de Norteamérica (Montana, Sur y Norte de Dakota, Wyoming, Nebraska, Kansas, Colorado, Oklahoma, Arizona, Nuevo Méjico y Tejas). Viven bajo tierra, en un sistema de túneles ramificados, construídos por ellos mismos, a una profundidad de 6 m.

Debido a que los perritos de la pradera son animales muy sociables, viven en grandes colonias de varios millones de animales (hacia el año 1900 poblaban la estepa norteamericana alrededor de unos 5.000 millones (!) de estos animales). Estas colonias en particular, llamadas por muchos Town’s (ciudades), se fragmentan en muchas y pequeñas familias. Cada una de estas familias tiene su propia madriguera y en la mayoria de los casos está compuesta por un macho, una a cuatro hembras y sus respectivos cachorros de los dos últimos años.

En cada una de las familias existe una severa jerarquía que se fija mediante peleas y luchas. Una vez fijada esta jerarquía, los perrítos de la pradera viven en armonía unos con otros. También existe una buena relación con los „vecínos“. Cuando se encuentran los perritos de la pradera unos con otros, incluso se dan „besítos“. Este „beso“ es un „mordisquito“ (el perrito que recibe el beso no muerde) y sirve también como distintivo entre los miembros de la familia.

Pero también los perritos de la pradera tienen enemigos: la serpiente de cascabel, el turón piés negros, el tejon americáno, los zorros, la lechuza de tierra y de la pradera, el coyote, asi como distintas aves de rapiña tienen al perrito de la pradera como plato de comida diario. Es por esto, que los accesos a las madrigueras siempre están vigilados. Si un perrito de la pradera descrubre un enemigo incondicional, este hace una llamada en forma de ladrido, con la que todos los perritos de la pradera se esconden.

Incluso tienen diferentes tonos/sonidos que emplean para sus distintos enemigos.

El perrito de la padrera es igualmente cazado por los granjeros americanos. No solo porque haga agujeros en el suelo en los que las reses pueden lastimarse gravemente, sino también porque se alimenta de su hierba. Dicen los granjeros que 250 perritos de la pradera comen casi tanta hierba como come una res por día. Sin embargo, esta declaración ha sido cientificamente descartada hace mucho tiempo.

A pesar de ello, están muy extendidos en EE.UU. como animales domésticos y en Alemania son cada vez mas queridos. Los perritos de la pradera son muy dóciles la mayoria de las veces y esto hace que tengan un fuerte y estrecho lazo de unión con su o sus cuidadores. Todo aquel que quiera tenerlos como animal doméstico, deberia de informarse ANTES bien, respecto a las condiciones de mantenimiento y alimentación.



La Madriguera




1. Agujero de subida al exterior/Terraplen
2. Puestos de vigilancia y escucha - ca. 0,5 m
3. Cuarto de baño - ca. 1,0 m
4. Sistema de tunel y paso (bis zu 6 m lang)
5. Cuarto de seguridad - ca. 2,5-3,0 m
6. Dormitorio - ca. 1,5-2,0 m
7. Despensa - ca. 0,5-1,0 m


Todas las familias de perritos de la pradera tienen su propia „casa“ y tiene como mínimo dos de entrada para que pueda circular bien el aire. Los perritos de la pradera acceden a sus madrigueras de 6 m. de largo y situadas a 3 m. de profundidad a través de unos tubos de entrada inclinados en forma de embudo. Alrededor de los agujeros de subida forman un montículo de tierra de unos 30 a 60 cm. de altura que sirve para protegerse de las riadas en caso de fuerte temporal y para preservarse de los depredadores.

Montículos de tierra son utilizados también como „puesto de vigilancia“. Cuando un perrito de la pradera olfatea pelígro comienza a lanzar sus sonidos en forma de ladrido y todos los demás se retiran a sus madrigueras. El perrito de la pradera que divisa al enemigo, va primero al cuarto de vigilancia y escucha y comienza a reñir, con la esperanza de que el enemigo desaparezca. Caso de que el pelígro sea mayor, entonces él también se retira. Los pasadizos, es decir, las habitaciones que se encuentran a gran profundidad bajo tierra, también juegan otro papel vital para los perritos de la pradera:

Y es que en verano, en la profundidad de la tierra, reina una agradable temperatura y en invierno ofrece protección ante los fríos glaciales.


Con lo cual, el perrito de la pradera es un excelente „constructor de casas"

Copyright 2004-2005www.perritodelapradera.info